¿Qué es el alabastro?

El alabastro es uno de los pocos minerales industriales de la naturaleza que goza del calificativo ornamental, y que además va unido a su escasa rareza de concentrarse en acumulaciones susceptibles de ser explotadas.

Alabastro
Talla del Alabastro

Desde muy antiguo, existe una doble nomenclatura que, con el nombre de alabastro, califica a dos minerales industriales totalmente diferentes: la calcita y el yeso; lo que ha contribuido a crear un halo de confusión terminológico, a lo largo de la Historia, y que hoy en dia es preciso seguir aclarando, para no despistar al posible comprador del producto o al profano interesado en el tema.

Los alabastros, en el sentido plural de la palabra, que se conocen en la naturaleza son: el alabastro calcáreo y el alabastro yesoso, cuyas composiciones químico-mineralógicas y propiedades físicas son totalmente distintas.

El alabastro yesoso, o el concepto alabastro a secas es una rara variedad de yeso (CaSO4.2h2O), de origen secundario, generalmente de un mineral anhidrítico precursor, de ahí que pueda contener cantidades variables de anhidrita y bassanita, así como otras impurezas (materia arcillosa principalmente). Su aspecto es compacto y está constituido por diminutos cristales de yeso (<0,1mm) que por sus propiedades físicas (translucidez, densidad, dureza, color, etc.) le confieren
unas peculiares características ornamentales y que son los motivos por los cuales se comercializa.

El término, «yeso alabastrino», que no es sinónimo de alabastro, se aplica al yeso con una textura microscópica muy característica, es decir, la microcristalina, que la posee también el alabastro, pero no necesariamente las propiedades físicas de éste.